4 agosto, 2016

16 preguntas para analizar la viabilidad de un proyecto

La palabra determinar significa fijar los términos con cierto nivel de precisión, por lo tanto hablamos de conocer si el proyecto de negocio es viable y tengamos un resultado del que estemos esperando. Pero conociendo los riesgos y las virtudes tendremos una introducción de lo que haremos. Veamos si es factible nuestro proyecto.

Tomemos como primero este pensamiento…

“Un emprendedor ve oportunidades donde otros solo ven problemas”

Michele Gerbe

Las oportunidades siempre están y si logramos verlo, sacaremos el mejor provecho para lograr que nuestros proyectos sean un éxito, la meta es lograrlo conociendo lo viable que puede ser.

Un proyecto, en sentido amplio, puede ser cualquier tipo de negocio en internet, podría ser una tienda online de venta de productos físicos, o de servicios o productos descargables como cursos, e incluso un portal de venta a empresas o un blog informativo con publicidad o venta de artículos de afiliación, son muchas las oporunidades.

En todos los casos deberías seguir unos ciertos consejos que te permitirán descartar las posibles desventajas y a lo que tendrías que hacerle ciertos ajustes a tu proyecto.

Tradicionalmente, en la mayoría de los proyectos o ideas de negocios en internet y fuera de internet damos especial importancia a la idea. Es una increíble idea que hemos tenido y que estamos desarrollando con tal pasión. Tal vez ocurre con frecuencia que no hacemos más que darle vueltas y mejorar la idea, inclusive comenzamos a dibujar como será a construir un modelo o bien un prototipo.¡Esto está bien!

Necesitamos concretar nuestra idea y tener algo enseñable de forma visual es esencial y que alguien que no conozca nuestro proyecto y que tenga la experiencia y una perspectiva objetiva pueda de un vistazo entender lo que pretendemos. Pero solo eso se centraría en mostrarle un ejemplo.

Saber lo que nos va a costar es necesario, y así llevarlo a cabo de forma bastante concreta, además explicar y mostrar en una frase legible y entendible el proyecto. Luego puedes acompañarlo de una descripción algo más amplia y una lista de características que le den lugar y presencia completa con sus funcionalidades.

A veces queremos construir nuestro proyecto, pero debemos conocer lo viable que puede ser, por lo tanto desarrollemos solo el prototipo, aunque no tenga todas las características finales, y sometámoslo al encaje problema-solución.

¡No esperes más, busca y muestra tu proyecto!

Un ejemplo de que sea factible para algún cliente, es que si tiene un problema que no está correctamente solucionado o una necesidad no cubierta y tu proyecto es capaz de solucionárselo o satisfacer su necesidad ya tienes el primer paso. Esta es tu oportunidad ideal.

Fijemos el proyecto en tres aspectos fundamentales como:

El Producto, su Financiación y los Recursos para llevarlo a cabo.

Ahora bien, para llevar a cabo el producto es fundamental hacernos respondernos estas preguntas:

¡Tú PRODUCTO!

-¿Vale la pena tu idea?… De ser así, ¿el cliente que ganará contigo? Y en otras palabras bien dichas, que tiene tu empresa que otra no la tenga. Aquí es bien importante comenzar. Lo que resalte en tu proyecto, optimízalo y hazlo parte esencial y fundamental para que el cliente tenga una expectativa clara.

Gestiona un proceso de venta, de esta manera conocerás si tus clientes están interesados en lo que ofreces. Apóyate en las encuestas, ellas te llevarán a la realidad a la que nos enfrentamos como empresarios y emprendedores. Piensa, ¿Por qué van a comprar tu producto?

-El mercado está preparado… evalúa la posibilidad de que tu producto pueda ser sustituido ya con otro que este en el mercado. ¿De qué manera? Es necesario conocer de qué tipo de mercado nos vamos a envolver, algo que te permitirá evaluarlo es asistiendo a eventos, ver conversaciones de twitter, conocer el impacto que ya este posee en la mercado y conocer a expertos en el mercado y ver que se lleva.

FINANCIACIÓN…

Es viable tomar medidas respecto al coste para iniciar tu proyecto, cuánto dinero te llevara, tener una cuenta general respecto a las materias primas, los pagos que tendrás que hacer una vez que inicies, como los pasivos laborales y más. Alquiler y la comunicación.

¿Cómo financiaras tu proyecto?, ten en cuenta las líneas de crédito que necesitaras y a partir de ahí será una parte de tu capital para emprender tu proyecto. Evalúa el coste de inversión, mantenimiento, y futuras cuentas.

Maneja los riesgos que puedes tener a nivel financieros.

Los “RECURSOS”

Evaluar qué tipo de recursos necesitarás para que se logren los objetivos; diseñas un programa ya evaluado. ¿Has diseñado un programa anual de tareas por áreas? Ten siempre presente cuantos empleados necesitaras, ten en cuenta las áreas, cuantos necesitaras, su rotación, previene nuevas contrataciones. No solo eso, sino también el tipo de servicio que ofrecerás y los pedidos a los que te enfrentaras, ten en cuenta la logística.

Garantiza tu servicio, a que posibles devoluciones te puedas estar enfrentando. Te enfrentaras a quejas respecto al trabajo que entregues o el servicio que se preste, tenlo presente. Y no solo eso mantén una carta de posibilidad ante las reparaciones y repuestos que necesites para garantizar una óptima conexión con el cliente.

Y por último, no debemos pasar por alto. Si necesitas alguna tecnología determinada para tu producto o mejor aún, que necesitas para poder fabricarlo.

16 preguntas para analizar la viabilidad de un proyecto
Valora esta pagina
Pide Presupuesto

Nombre (*)

E-mail (*)

Teléfono (*)

Asunto (*)

Mensaje

Acepto su política de privacidad

X
Pide Presupuesto